sábado, 3 de mayo de 2008

Historia (9) (Ohne dich)



"En teoría no debería ser posible. Las noches están demasiado ocupadas con tu nombre y tu rostro como para poder olvidarte, pero a la vez es algo que no me llamaría la atención.

Bueno, olvidarte no, eso me sorprendería, pero odiarte tal vez. No tendría por que ser tan raro, con todo lo que ha pasado y todo lo que aun queda por pasar. Y a veces hasta lo deseo. Y mientras me acurruco en el regazo de quien no me abandona, tú te dedicas a romper las cadenas que aun nos unen. Poco a poco, eslabón a eslabón, golpe tras golpe, vas minando mi esperanza y paciencia, destrozando lo que nos queda y arreglandolo con parches de esparadrapo que apenas tapan la herida.

Hablamos, hablamos mucho de esto, y sobre todo de otras tonterías. Y yo, que estuve dispuesta a dejarlo todo por ti (sí, todo, espero no tener que recordarte cierta noche en mi casa), me encuentro con que tu búsqueda no ha servido de nada. Sí, me encontraste, sí, fuimos felices durante tres días mal contados, pero eso se acabó. Ya ves, ¿te acuerdas de que me llamaste cenicienta, y que prometiste volver a por mí? Sigo esperando que vengas en tu corcel blanco y me rescates.

Te lo dije, pero tú no me escuchaste, tú solo supiste mentirme y prometerme cosas que jamás cumplirías. Y ahora esperas que siga queriendote, que siga esperando, que aguante tenerte solo en la fría noche. Lo peor es que sabes que lo haré, porque por más años que viva nunca podré olvidarte, nunca podré dejarte, eres parte de mí, y no puedo ni vivir contigo ni vivir sin ti.

Este es mi dilema. Ahora te toca a ti darle solución."

(ver: esto y esto)

1 comentario:

MouchoirsBlancs dijo...

El personaje al que va dirigido el texto va del palo.

http://www.youtube.com/watch?v=FA_pG2B33xw