lunes, 17 de noviembre de 2008

Porque los sueños se hacen realidad 2

OOOK, pues no, no desaparezco. Seguiré escribiendo porque no se vivir sin ello. A veces no escribo nada porque no me sale, pero no escribir aun deseándolo me roba el aire. Este finde he tomado una de las decisiones más importantes de mi vida, y es que estoy cansada de no poder ser yo misma.

Y mientras escribo me consume el deseo de besar la yema de los dedos de una persona tan especial como corriente. Paradójico, supongo, pero es así como se siente mi corazón, dividido en dos pedazos, uno que podría amar, y otro que se dedica a impedir que el amor surja. De todas formas, no importa si amo o no, porque un sueño se ha cumplido. Será culpa del trebol de cuatro hojas, pero el mundo me sonrie. Y es que estoy harta de llorar, de escuchar lamentos (que no me quejo, cuando tu llores, yo sonreiré por ti) y de olvidarme de actuar cuando la vida se pone complicada. Me ha costado casi dos estaciones comprender que el mundo no se va a parar a esperar a que pueda ser feliz con la persona que yo quería, y solo un fin de semana para comprender que debía seguir adelante.

Como siempre, mi intención no es hacer daño, pero esta vez mi corazón esta cerrado a palabras de amor que me chantajean sin querer. Ya he perdido demasiado en esta vida como para continuar a la baja. Solo tengo una vida, y como algunos saben y otros no,el tener una vida se lo debo a una importante perdida, por lo que es solo justo al menos vivirla como yo quiero, para que el día que nos volvamos a ver este orgulloso de mi, y pueda susurrarle al oido "nimm mich mit" mientras nos encaminamos a una nueva vida, juntos esta vez, sin que las Manos Frías me lo arrebaten de nuevo. Todo esto, por supuesto, es una visión romántica de la reencarnación, pero me importa bien poco, ahora mismo es lo que me hace seguir adelante, así que no pienso dejar escapar esa idea tan facilmente. You're still alive in me.


Verschwende deine Zeit nicht
Und begib dich endlich auf deinen Weg

2 comentarios:

Un sifilítico amargado cualquiera dijo...

Pero a mi no me apetece esperar a otra vida para estar contigo, me apetece en ésta.

Yo dijo...

No iban por ahi los tiros, pero bueno. Dejar claro ya que todo el ultimo parrafo no tiene nada NADA de implicaciones romanticas. Por si acaso, que hay mucho malpensado.